Ya está aquí la primavera, cachonda, amarga y sandunguera

Tras el silencio más largo desde que empecé a contar mis vicisitudes en línea, hállome aquí de nuevo con mis relatos superfluos y mis historias sin estructura real. Como la vida.

Sigo trabajando donde siempre, pero he notado que me estoy adaptando rápidamente a la dinámica laboral. Bien es cierto que ya no lloro de alegría cuando me levanto para ir a trabajar, pero sería un error no sentirme afortunado. Aprovechando mis descuentos y mis privilegios, agarré a mi cónyuge de la mano y nos plantamos en Disneyland París el fín de semana de Halloween. No fue mágico -el primer día estuve a punto de vomitar más por tanto estímulo visual y sonoro que por el trajín de las montañas rusas-, pero pasamos el rato. Cinco meses después, me he decidido a hablar de ello, como si el trauma hubiese sido superado. No hice muchas fotos porque en seguida me quedé sin batería en la cámara y, a decir verdad, he perdido un poco el interés en documentar con imágenes todo lo que hago. A excepción de la tontuna, que siempre tendrá un hueco en mis dispositivos de captura, no suelo tener ganas de inmortalizar apenas nada.

El mejor momento fue cuando Pluto se me acercó desde detrás de una zona acordonada y sólo tuve tiempo de abrazarle, así sin foto ni nada. También estaba Maléfica que llevaba una túnica que parecía un chándal.

Hace unos lustros la señora casera me recibió con un esquijama/disfraz de mono la mar de calentito. Ella no tiene claro lo que quiere en la vida tras 51 primaveras vividas, así que me apacigua un poco pensar que quizás no halle nunca mi objetivo en la vida y sea más feliz dedicándome a vivir sin más. Ahora está en Serbia dándolo todo con su noviete en la que quizás sea su última incursión en la Europa del sur/centro/medio este, porque dice que no aguantará mucho más así y que quizás lo deje. Es temporada de cortar por lo sano, se ve.

El drástico descenso de las temperaturas hizo disminuir la probabilidad de gaticos. Mientras duraba esta temporada, todavía pude ver algo que si no era un gato era por lo menos una morsa, una vez. Pero ya está, ya vuelve la calor y los chicos se enamoran. Yo no, porque mi novio y yo lo vejamos antes de que el drama, ya de por sí grande, fuera a más. Decidimos que la ilusión no era alta.

Me dicen en el trabajo que haga planes de futuro y desarrollo a ver qué tal crezco, y yo la verdad no sé qué decir, acostumbrado a crecer para abajo. ¿Escritura? ¿Edición de imagen? ¿Jugar a videojuegos durante horas sin quemarme las retinas? ¿Aprender italiano a costa de la empresa? En la oficina hemos jugado a que el globo no toque el suelo, dos veces, y las dos lo reventé yo cuando vi que había que poner un final digno a aquello. Después hubo muchas pastas, voluntariados que dan bajón con gente poco desafortunada y mucha pedrería. Y mis compis tienen chacras sexuales en la cara, están destinados a encontrar su lugar en centroeuropa y muchas fruslerías. Lo pasamos bien.

Me apunté a francés, a un cursillo semioficial que es todo amor y la profe está toda locatis que el flequillo le cae sobre la cara y la hace caótica. De alumnos está Camille, que es una mujer liberada con cara de saber. Y sabe, para algo es psicóloga y se tira al madurito interesante de la clase. Luego hay muchas madres solteras, de todas las edades, y una mala con tatuajes que me puso verde con la profe estando yo allí, muy a la inglesa. Puta.

Como podemos criticar en español, nos explayamos en horas de trabajo y ponemos verdes a todos, pero cambiamos los nombres por si los oyeran. Reme, Manoli, Felisa y Jesusa ya son compañeras del día a día y no necesariamente mujeres.

Lloro por dentro y soy feliz. Si no fuese pedo como voy igual no publicaba estas sandeces you know. Se nota que no tengo ganas de estructurar el discurso, ¿verdad?

Anuncios

abril 12, 2015. Uncategorized.

Dejar un comentario

Be the first to comment!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: