Amor de otoño, amor loco en Logroño

 

DSC_0214

Una vez, al principio de llegar a la casa, se me ocurrió dejar la ventana abierta para ventilar un poco. Buenísima idea, salvo cuando se combina con dejarse un trozo de delicioso jamón encima de la cómoda. La cuidadosa envoltura y el poco rato que estuvo allí hasta que decidí qué hacer con él no impidieron que esa misma tarde el jamón apareciese saboteado por dos lados diferentes, el plástico roído y la carne mancillada. Enseguida se me ocurrió culpar a la pobre perreta de tres patas que tanto ha sufrido, y me dediqué a mirarla con una curiosa mezcla de desprecio por su presunta felonía y admiración por haber sido capaz, aún tullida, de saltar sus buenos 90 cm para alcanzar el glorioso ibérico.

No tardé demasiado en perdonarla. Al poco de este suceso, recibí una visita reveladora de uno de los gatos rondadores de mi calle, de esos con collar y muy poca vergüenza -aquí no hay gatos callejeros, sólo gatos caseros y mimados, pero aventureros-.

El gatete acosando a la vecina jubilada

Hallábame yo degustando unas rebanadas de pan con jamón y mostaza cuando el pérfido felino, al que ya conocía de vista, se acercó a mi ventana. La cara de circunstancias que traía no me dejó más opción que abrirle las puertas de mi corazón y mis aposentos. Husmeó, paseó y exploró debajo de la cama para a continuación salir cubierto de motas gordas de polvo -en mi defensa debo decir que es una cama tipo nido con cajoneras debajo que impiden aspirar las suciedades-, dura expedición con la que debió entrarle el hambre. Fue así como decidió que la mejor solución sería asaltar mis jamones son amores, ignorante del peligro que ello supondría para su integridad.

No me gusta pegar a los animales y mucho menos a un gato, pero cuando se trata de vituallas la balanza se inclina en contra de las bestezuelas. Y esta en concreto cometió el error de preparar su salto con demasiada antelación, con lo cual no tuve problemas para placarlo y devolverlo al suelo. Mohíno y cariacontecido, se marchó. Aún así, siempre que me preparo algo parecido se persona ante mi ventana, tenaz. Tiene un olfato que ni los cerdos buscando trufas.

Feed me

Quiere la mala suerte que no me haya venido a ver en los últimos fías, puesto que se lo habría pasado en grande masajeando toda la ropa que tenía esparcida por el suelo, en busca del sitio perfecto para despatarrarse. Me hallaba haciendo balance de qué lavar y qué no lavar/qué llevar y qué no llevar para mi muy próxima incursión en tierras más cálidas este jueves ya. Por desgracia, apenas pasaré por Barcelona un día y medio: la mayor parte del tiempo estaré culebreando full-time por Sitges y sufriendo vicisitudes festivaleras masoquísticas. Huelga decir que me muero de ganicas; sin embargo, los últimos días por aquí están siendo caotiquitos entre las preparaciones logísticas y psicológicas y el resto de mi vida, que además del trabajo ahora incluye madre locuela de visita otoñal.

Doreen contempla el atardecer

Doreen contempla el atardecer

Al menos, esto representa más un alivio que una carga. Pero claro, tanto tiempo de pendoneo familiar provoca que uno postergue sus obligaciones y eso no puede ser. Al menos pude lavar y secar la ropa ante la atenta mirada de las chicas Gomis, que por fín visitaron juntas el hogar apenas unos minutos. Besuquearon a mi casera y fueron ninguneadas por el hijo pequeño, mientras contemplaban maravilladas el jardín. Luego me dieron ánimos y nos fuimos a pasear para hacer hambre.

El caso es que estoy apurando las últimas horas antes de salir y yo pensaba que me daría por hacer profundos balances, pero no. He embutido la mitad de mi armario en un petate, constreñida y en grave peligro de verme obligado a pregonar “la arruga es bella”, pero volveré como un señor facturando maleta y el resto de mi ropa -la que abandoné por no tener espacio cuando me fui-, con la que me reencontraré entre lágrimas mañana. Ahí es nada.

Anuncios

octubre 9, 2013. Actualitat, Vintás.

One Comment

  1. Vickyficación replied:

    Mu rico, al 50% de las chicas Gomis y a mi nos congratulan tus palabras. Besacos desde el norte!! Ahora te dejamos porque tenemos una cita en el karaoke!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: