Anoche soñé que volvía a Manderlay

Por decimooctava vez este lustro, vuelvo a tomar las riendas de mi vida. Me marcho de este sofocante y sórdido lugar, donde el tiempo parece haberse detenido, cubierto por una atmósfera onírica y surrealista en la que nada de lo que sucede presenta atisbos de tener sentido alguno. En efecto, hablo de Benidorm.

Cual odalisca ejecutando una tentadora danza del vientre, mi madre desplegaba sus amorosos cuidados para que no me quisiera marchar nunca; o, al menos, que se me hiciera muy jodido cuando llegase el momento. Convaleciente como estaba, no tuve más remedio que devenir bebé gordito y dejarme agasajar. Pero eso se terminó, vamos que ya me parece algo muy lejano una semana después.

Prosigo pues lanzándome de cabeza a la burocracia y a los cansinos e innecesarios protocolos de esta extravagante nación, llena de contrastes y mucha tontería. Por el momento, tengo pendientes dos entrevistas de trabajo en establecimientos que no son McDonald’s, de lo cual, en el fondo, me alegro (y digo en el fondo porque ya me entrevistaron, pusieron a prueba y rechazaron con gran pesar para mi economía, pero no para mi dignidad). Mientras me preparo, nos dimos un descanso para visitar una zona de parque y de paso poner a trabajar los muslos, que la susodicha queda lejos de casa. Mi hermana, feliz, se dedicó a inmortalizar flores y abejorros con tesón.

Hay que ver como corro, cuando me persigue el abejorro.

Hay que ver como corro, cuando me persigue el abejorro.

Precisamente aquí celebrarán las fiesta principales del Orgullo Gayers 2013, aunque la gente pobre pasaremos de pagar entrada y nos quedaremos en el portal de casa ataviados con pelucas y saludando a los transeúntes ávidos de vivencias absurdas. Lo único que siento es perderme la actuación de las Sugababes originales, que siguen vivas y ya no se odian, o si lo hacen ya se cuidan ellas de esconderlo.

Se ve que Roseanne regenta un bar aquí.

Se ve que Roseanne regenta un bar aquí.

Las amigas quiroprácticas de mamá me recomendaron una consulta a 40 minutos de casa, con lo que me obligo a andar. Por el camino me hago el cosmopolita, como si la cosa no fuera conmigo. El primer día, cuando llegué, me encontré con la típica casita de cuento con la que los ingleses creen alcanzar el estatus que el piso de toda la vida les negaría -al final, hay tantas casas por todas partes que vivir en una tampoco es para tanto-. En el interior, varias quiroprácticas con aire marcial pero tierno, muy como de enfermeras de hospital americano de niños, se paseaban repartiendo órdenes, consejos y sonrisas a partes iguales. Con unas voces dulces y demoníacamente angelicales. Así se las gastan las británicas. Iban muy bien peinadas y maquilladas, elegantemente vestidas, pero con un sospechoso toque informal y cercano que me hizo preguntarme si no estarían preparadas para protagonizar algún reality para Divinity, de esos en los que un ama de casa infeliz es rescatada del ostracismo en cualquiera de sus muchas variantes, gracias a las artes de un grupo de expertas que fruncen el ceño todo el rato y no pueden parar de crear. No importa cuál sea el premio que persiga, el ama de casa termina invariablemente sonriendo víctima de la euforia desmedida ante los resultados, su piel cargada con suficiente maquillaje como para tres putas. Volviendo a la consulta, el segundo día, sin embargo, se notaba mucho que era viernes porque la cosa se había relajado: la recepcionista era simpática de pose, no genuina; la sesión terminó más rápido; la quiromántica no llevaba el pelo sucio, pero tal vez sí algo churretoso. Dejé de idolatrarla por su cautivadora belleza y empecé a admirarla por su sencillez.

Luego nos fuimos a tomar algo. Con motivo del Orgullo hasta los bancos decoran sus sedes con banderitas arcoirisadas, como si esto fuera semana santa o navidades. Y los invertidos de todos los rincones de la isla nos vienen a ver. Una maravilla.

Pues eso, que peace y felices veraneos para todos.

(¡el del vídeo soy yo!)

Anuncios

agosto 3, 2013. Etiquetas: , , , . Actualitat, Uncategorized, Vintás.

One Comment

  1. Vickyficación replied:

    Mencanta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback URI

A %d blogueros les gusta esto: